Desnudos: una declaración de independencia

Karmin explicó que en una situación de modelaje, la posición del poder está en la cámara; del otro lado, la vulnerabilidad de tener que obedecer, y cuando a esto se suma la condición del desnudo, estar totalmente descubierta, la revelación es aún más necesaria: “es mi acto de rebeldía, mi lugar de poder, mi lugar cómodo en el mundo”. El desnudo, antes vulnerabilidad y hoy poder

Fragmentos

Pienso que nadie más lo hace: debo tener algún problema. El silencio sigue tan intenso como antes. Me quedo quieta, la mano aún entre las piernas. Nadie me ve. Tengo un problema pero es mío, nadie nunca puede saberlo.

Facebook
Twitter
Instagram