El Salón Erótico de Barcelona, en su viralizada publicidad de 2018, nos pregunta cómo aprendimos a coger. “Tal vez creas que fue así –un pizarrón de aula que reza ‘Educación Sexual’– pero la verdad es que fue más bien así, ¿no?” y entonces aparece una de las imágenes más familiares de nuestra pubertad: pantalla de televisión de las de antes, rayas de niebla de canal no contratado, tonos grises que dejan vislumbrar y distinguir el ritmo incesante de una relación sexual. Una teta. Una cara de placer. Un pene erecto que entra y sale. Porno.

Leer Más

Las Hijas del Fuego (2018) es una película dirigida por Albertina Carri, ganadora del premio a la Mejor Película de la Competencia Argentina en el BAFICI.
Su historia fresca, dulce y valiente es la de dos amantes que se reencuentran en el fin del mundo y emprenden un viaje para rescatar el Torino del padre de una de ellas, pero sobre ese puntapié inicial subyace un proyecto: filmar una película porno. En este viaje se suman diversas mujeres, a veces serán más, a veces menos, es un constante oscilar.
Las múltiples paradas en la ruta parecieran señalar distintos puntos sensibles en la cartografía de sus cuerpos: la violencia de género, el cuidado, el libre ejercicio del goce y la libertad, la maternidad, los tiempos individuales, los placeres y la diversidad, la lucha colectiva, la intimidad, la ternura.

Leer Más

La construcción cultural de las mujeres con discapacidad las lleva a tener que explorar su sexualidad con más barreras de las que de por sí tienen por el hecho de ser mujeres. Dependencias, esterilización y un sistema de salud y educación (aún) inaccesible instalan en el imaginario colectivo que discapacidad y sexo no son compatibles. Pero ¿qué pasa con ese cuerpo despojado de la sexualidad? ¿No tiene deseos, derecho a desear?¿Qué es la diversidad funcional?

Leer Más

La primera vez que entré a un sex shop fue por casualidad: mi amigo y yo caminábamos por la avenida Corrientes que se había vuelto peatonal por la “noche de las librerías” y desplegaba puestos de todo tipo de editoriales. Llegábamos desde Almagro y las piernas ya sentían las cuadras caminadas. Nuestro juego se basaba en perdernos entre los puestos y volver a encontrarnos siempre con alguna novedad, algún comentario, anécdota. En una de esas breves separaciones, nos cruzamos frente a una vidriera que no mostraba libros sino toda clase de juguetes sexuales.

Leer Más

La revolución feminista trajo consigo la posibilidad de repensar las relaciones sexuales: las mujeres también somos sujetos deseantes y tenemos derecho al goce. La sexualidad falocéntrica y machista, esa única de la que se puede hablar porque forma parte del terreno de lo conocido, se ve cuestionada por una renovada forma de comprender y ejercer la sexualidad: el consentimiento a nuestras reivindicaciones entre las sábanas  y a la búsqueda de placer, que se vuelve casi como una obligación política con nosotras mismas y nuestras amigas.

Leer Más