El Partidito, un delirio patronal

POR VICTORIA VARELA
FOTOGRAFÍA SERGIO SANTILLÁN 

 

Les proponemos un picadito 
entre patrones y empleades
todxs juntxs, en línea horizontal
porque eso somos, ¿cierto?
una gran familia
Les proponemos hacer de cuenta
que el jefe sabe tu nombre 
que desde arriba lxs cuidamos
que les alcanza el sueldo
y las horas del día
para responder con orgullo
qué se imaginan haciendo en diez años. 
Pero eso sí,
lleguen puntuales que corre presentismo
y por si acaso, no se lastimen
que la empresa no tiene ART.

 

El eco del silbato retumba en la cancha del Club Estrella de Maldonado, escenario elegido para la “obra de fútbol” que recorta en noventa minutos la disputa de poder entre patrones y empleades, y el cinismo – siempre funcional a los intereses de unxs pocxs – del discurso empresarial. El Partidito, un delirio patronal, nos muestra qué pasa cuando la hostilidad laboral es tan grande que termina resquebrajando la propia legitimidad que la sostiene: los cuerpos se cansan de fingir docilidad y cada gol es así, una lucha por la propia libertad. 

Durante el partido estamos ahí, en el  delirio patronal alrededor de la venta de seguros; la reflexión de los propios personajes nos hace parte, conocemos sus sueños, frustraciones, y amores, y es a partir de la intervención de Aldana, líder del boicot y sus compañerxs, que la tribuna se vuelve conocedora de un secreto que incomoda a la Gerencia: ¿hasta dónde puede empujarnos la moderna cadena de montaje? 

En la pica del partido, escenas de la cotidianeidad oficinista reponen la tensión sexual entre Aldana y Fran, que entre marca, roce y beso, rompen todo esquema posible en la mente incrédula de les jefes.

El Partidito, dirigida por Tamara Dawidowicz, es una obra en movimiento donde reina la ironía y la espontaneidad. Un diálogo constante que contrapone la distribución de la pelota, al ordenamiento de los cuerpos que exige el (cis)tema como forma única de garantizar la rentabilidad de la fuerza de trabajo, es decir, nosotres. Porque como dicen les pibis, todo fulbito es político, y en este, la tribuna aplaude con fuerza una obra que refleja la organización de lxs trabajadorxs, el gambeteo por los derechos laborales y el triunfo de los besos disidentes.

IMG-20191106-WA0033

Última funciones, primeros dos domingos de diciembre a las 19,30hs. en Club Estrella de Maldonado (Av Juan B. Justo 1439, CABA).

Entradas disponibles en Alternativa Teatral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .