Putita golosa: una manera de vibrar en el mundo

Luciana Peker hace de las ganas y el disfrute el eje de Putita golosa. Por un feminismo del goce (Galerna, 2018). Desde las metáforas sobre comida, hasta la poética de referir al sexo como agua. Los deseos no se piden, se toman y se producen, dice la autora, y es por eso que pareciera que el terreno de la igualdad de derechos gira en torno a este punto transversal a todo el libro.

Desnudos: una declaración de independencia

Karmin explicó que en una situación de modelaje, la posición del poder está en la cámara; del otro lado, la vulnerabilidad de tener que obedecer, y cuando a esto se suma la condición del desnudo, estar totalmente descubierta, la revelación es aún más necesaria: “es mi acto de rebeldía, mi lugar de poder, mi lugar cómodo en el mundo”. El desnudo, antes vulnerabilidad y hoy poder

Fragmentos

Pienso que nadie más lo hace: debo tener algún problema. El silencio sigue tan intenso como antes. Me quedo quieta, la mano aún entre las piernas. Nadie me ve. Tengo un problema pero es mío, nadie nunca puede saberlo.

Fuego Fatuo

Estoy desnuda en la cama
esperando a que te pongas el forro
tu virilidad se define en este momento 
minúsculo y tan eterno 
que no te alcanzan los perdones
para perder la vergüenza

Genealogía del orgasmo

¿Te detuviste a pensar cómo llegamos a la caracterización de la sexualidad femenina y masculina que tenemos ahora? ¿Cómo se gesta el placer y el deseo? ¿Sabes qué te da placer? ¿Conoces tus genitales?

Facebook
Twitter
Instagram