EL GRITO SANGRADO por Julia Portanier

 

 

 

Un grito insaciable de liberación se multiplica en cada paso sobre la Avenida de Mayo.
Miles de gritos marchan cada 3 de junio desde hace 3 años, aunque algunxs se tapen los oídos para no escucharlos.
Estos gritos denuncian y llaman a las cosas por su nombre: femicidio, peligro, machismo, organización, violencia, cuerpo, patriarcado, objeto, medios, manipulación, feminismo.
Envueltos en lágrimas desgañitan porque están de este lado, del lado de la vida donde la responsabilidad por pelear y gozar de los derechos aún es posible. La sangre de hermanas, madres, mejores amigas, hijas y compañeras asesinadas originan desesperados gritos de justicia.
En Plaza de Mayo los gritos se vuelven llamas gigantescas que asustan de belleza y queman todo a su paso para que no corra más sangre por femicidios.

FOTOGRAFÍAS JULIA PORTANIER
TEXTO SOLANGE IDALGO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Instagram