El consultorio de Nancy I

Colegas, compañerxs, contemporánexs, me presento, mi nombre es Nancy. Mi nombre es Nancy y entiendo mi época actual como el desarrollo vivo de un cambio de paradigma donde las mujeres, hermanadas, nos hemos ido apropiando y resignificando espacios donde antes no teníamos cupo, donde era mejor callarse sobre cuestiones que se disfrazaban de irrelevantes, donde nuestra inconscientemente adoptada mentalidad patriarcal.

¡Todo por un poco de pis!, por Eugenia Martin

Era una tarde como cualquiera en un pueblo de la pampa: el día gris, las calles de barro, los pibes del barrio, una pelota, mis 4 años y yo. Casi todos mis amigos eran pequeños hombrecitos que jugaban de manos, armaban casas de chapa y escupían a lo macho. Si algo me quedó de aquellas tardes de juego, barro y sudor es que quería ser como ellos.

María, por Lorena Bermejo

Son las siete y hace frío; en esta ciudad de mierda no tendría que hacer frío en abril. María está sentada en el umbral de una casa que no se abre nunca, una que está a mitad de cuadra porque en la esquina no se puede, porque ahí pasa más gente, está más iluminado y a María no le gusta la luz.

Facebook
Twitter
Instagram