¿Menstruar acorde al sistema?

Aunque las publicidades sigan mostrando como única opción a las toallitas y los tampones que absorben nuestra sangre- siempre azul, nunca roja- sucia, vergonzosa y maloliente, para transformarla en pulcra y perfumada, existen alternativas más amigables con nuestra salud, nuestro bolsillo y con el medioambiente.

“Si yo hubiera sabido sobre el SST, jamás habría usado tampones”

 El Síndrome de Shock Tóxico (SST) es una infección de riesgo mortal que se contrae, entre otros motivos, por el uso de tampones. La enfermedad fue relacionada por primera vez con estos productos de gestión menstrual en 1980. Treinta y siete años después sigue primando la desinformación y la ausencia de políticas preventivas.             Lauren Wasser, modelo británica de Vogue, perdió su pierna tras contraer el SST por haber usado tampones para gestionar su menstruación. Su presente es de lucha contra el silencio sobre la enfermedad que casi la mata, su testimonio hoy recorre el mundo en la búsqueda de concientizar a todas las mujeres.

Educarnos para disfrutar-nos: a 11 años de la ESI

La Ley Nacional de Educación Sexual Integral es un derecho de toda niña, niño y adolescente. Su obligatoriedad rige tanto para las escuelas públicas como para las privadas a nivel nacional, sin embargo, como explica Maura, el ingreso de la ESI en las escuelas depende íntegramente de la voluntad del directivo.

Editorial Julio

“Ya sos una señorita”; “No te pongas ropa blanca”; “Esconde las toallitas, nena”; “No hables de eso con los varones”; “Me vino a visitar Andrés”; “Tengo otitis y no me puedo meter a la pileta” “Estoy indispuesta”.

Menstruación Autogestiva

Hablar de menstruación es un hecho político desde que empieza hasta que termina. Hablar del ciclo es hablar de conocernos, investigarnos, identificarnos en nuestros propios procesos. Hablar de elementos de gestión de la menstruación es reconocernos parte de una red que, como otras que vamos tejiendo, nos conduce a re-pensarnos mujeres, cuerpos, vínculos, elementos.

A los 12

La peor parte del recreo es cuando se habla del tema. Los minutos se hacen larguísimos y no es fácil mantenerse callada, invisible, pero atenta por si alguien decide hablar de otra cosa. A veces me concentro tanto que después en clase no entiendo nada.

Algodón

– “¿Viste que ***** se pone algodón en las tetas?”

+ “A mi me dijo que se indispuso y le crecieron. No sabía ni lo que era eso, le tuve que preguntar a mi mamá”.

De sangrados, misterios y transmutaciones

“Quiero transformar lo impuro en pureza” escribí. Lo leí en voz alta y lo lancé a la fogata. Y mientras las chicas, mis hermanas brujas ayudaban con sus manos al poder transmutador del fuego, mi papel y mis palabras se disolvían y mi cuerpo empezaba un proceso; un gran proceso de limpieza.

Facebook
Twitter
Instagram