Una conquista que quiebra las estructuras sociales: a dos años de la sanción de la ley provincial de cupo laboral travesti y trans

“Toda persona tiene derecho al trabajo digno y productivo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de su identidad de género”, así afirma el artículo 6 de la Ley 14.783, más conocida como “Ley Diana Sacayán” en memoria de su incansable lucha y compromiso por los derechos de la comunidad LGBTTI: una batalla en la que dejó marcada su huella con una ley que llama a no discriminar, a incluir, a proteger. Sin embargo en la práctica, los huecos todavía son profundos: a dos años de la aprobación de la Ley (y dos años sin Diana Sacayán), la reglamentación sigue siendo promesa.

Facebook
Twitter
Instagram