“No tenemos la capacidad de parir un hijo, pero sí de engendrar la historia”: 2da Marcha Nacional contra los Travesticidios

Las banderas multicolor y los pañuelos verdes copan la Plaza de Mayo a eso de las seis de la tarde, cuando empieza la concentración para la Segunda Marcha Nacional contra los Travesticidios. Hace casi un mes, en el Ni Una Menos, un cartel preguntaba “¿quién marcha por las travas?”. Hoy, como en cada marcha, se hacen presentes los cuerpos que responden esa pregunta. De a poco aparecen las rondas, los carteles, los mates que van y vienen y el ruido constante de tambores.

Mónica Santino: feminismo dentro y fuera de la cancha

Mónica Santino es entrenadora del club de fútbol femenino La Nuestra, que tiene su territorio en la cancha “Güemes” de la Villa 31. También es Directora Técnica nacional y estudió educación física. Militó en la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y desde el 2003 trabaja en el Centro de la Mujer de Vicente López. Si hay una idea que puede resumir  su trabajo, es la de construir feminismo desde el deporte, y hacer deporte con una perspectiva feminista.

“Salimos a marchar desde nuestro lenguaje que es bailar”

Para los esclavos africanos traídos a América la religión Candomblé significó un foco de resistencia frente a la avanzada colonizadora. Desarraigadxs y sin un horizonte de libertad, las prácticas de las danzas sagradas los conectaba más fuertemente al espíritu de comunidad. En particular, las figuras arquetípicas de los orixás reafirman el lazo de las fuerzas primordiales de la naturaleza.

Editorial Junio

Hace dos años y siete días algunas tímidas y otras convencidas empezamos a caminar hacia el Congreso para gritar que basta de mujeres muertas, que nos daba miedo salir a la calle, que sentíamos de cerca al peligro por un solo motivo: ser mujer. Todo se condensó, por esas magias de la comunicación, en “Ni Una Menos”. Nos reconocimos miles, cientas de miles, nos sentimos fuertes, acompañadas… Y desde ese momento nada volvió a ser igual.

El día que fuimos un solo cuerpo

“Nos quieren quietas, mudas, disciplinadas. Por eso los femicidas y las patotas salen de caza y la policía de razzia después de las marchas. Pero Ni Una Menos es grito y abrazo común que hace temblar cada uno de los espacios de nuestras vidas y desborda en las calles. Juntas y para nosotras nos hacemos poderosas. Por eso hoy volvemos a decir ¡Basta!”

Facebook
Twitter
Instagram